miércoles, 18 de junio de 2008

Y el cuello se enderezó...

Hemos pasado por un encefalograma, una ecografía, dos oftalmólogos, dos radiografías y los doctores no descubren el motivo por el que tuerce el cuello. Estamos a la espera de la resonancia magnética pero tengo la sensación que tampoco verán nada... Dicen que todo está aparentemente bien, las vértebras, los músculos, no es ningún problema neuronal y no es estrabismo.

Así que he de confesar que me he hartado y me he puesto manos a la obra.

Seguro que si esto lo leen los fisioterapeutas me matan pero correré el riesgo para que veáis que el sentido común y nadie mejor que los padres pueden muchas veces encontrar la solución a los problemas de nuestros hijos.

Hace un par de semanas tuve tortícolis. He estado muy dolorido durante 10 días y aún me queda un resto de dolor cuando giro la cabeza a la izquierda. Los médicos nos habían hablado de que había una posibilidad de que lo que tuviese nuestra niña fuese "tortícolis congénita" pero sólo lo mencionaban pomo mera hipótesis.

Yo me dí cuenta que el movimiento de mi cuello y el de ella estaba limitado de la misma manera. Se giraba y ladeaba fácilmente hacia un lado pero no para el otro.

Algunos saben que tengo buenas manos y me dicen que debería haber sido fisioterapeuta. Algo aprendí cuando estuve ayudando en un dispensario médico en Albania durante tres veranos así que me envalentoné y con mucha suavidad he estado haciéndole masajes y estiramientos durante unos días. Yo no dije nada a nadie...

Y el caso es que ahora ya no tiene torcido el cuello.

Será casualidad...

3 comentarios:

  1. Doy fe de que tus manos son sanadoras, lo he experimentado yo mismo repetidas veces.
    Además, como son grandes, sanan mucho.
    Y efectivamente, esta tarde he comprobado que el cuello va mejor y que gatea muy deprisa, acelerando y frenando con mucha agilidad.

    ResponderEliminar
  2. Joder Pedro, vaya manitas. Te da igual coches que niños que proyectos, lo enderezas todo!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Si llamas casualidad a dos manos como palas excavadoras y un harton de cariño a la Paulilla, pues si, se enderezo por casualidad. (ahora, espero que no lo hayas enderezado como los parachoques del VW Beetle...)


    Pbl

    ResponderEliminar

Tambien puedes ponerte en contacto con nosotros en las direcciones de correo anagonzalezpastor@gmail.com o pedromartinezdiaz@gmail.com
Los comentarios están moderados para evitar spam. En cuanto revisemos tu comentario será publicado.