jueves, 17 de julio de 2008

Bajamos ligeramente la velocidad de crucero

Hoy nos han dicho en rehabilitación que no se ve nada fuera de lo normal en la resonancia magnética referente al cuello. Otro cantar es el cerebro donde se ven claramente rastros del paso del virus pero que no están afectando el desarrollo de nuestra hija.

Lo mejor de todo es que en lugar de tener que ir todas las semanas a rehabilitación, estimulación temprana y fisio ahora sólo tendremos que ir cada 15 dias aunque sólo sea durante el verano. La labor que están haciendo en el hospital Niño Jesús y nuestro trabajo en casa siguiendo sus directrices está dando muy buenos frutos y por ello se empiezan a espaciar las visitas.

Por cierto, mi mujer les comentó que yo había empezado a hacerle masajes en el cuello a nuestra hija sin su permiso y que habían dado resultado... y no se enfadaron!

1 comentario:

  1. Sí, el barco irá más lento, pero su pasajera principal, Paula, va mucho más rápido: en un año ha cumplido un año: ¡¡FELICIDADES!!

    ResponderEliminar

Tambien puedes ponerte en contacto con nosotros en las direcciones de correo anagonzalezpastor@gmail.com o pedromartinezdiaz@gmail.com
Los comentarios están moderados para evitar spam. En cuanto revisemos tu comentario será publicado.