sábado, 31 de octubre de 2009

El Bueno, el Feo y el Malo

Hoy voy a escribiros un guión de cine.

Empecemos por el Malo:

Ginecólogo: Buenas tardes
Ana: Buenas, venía a que me hiciese la revisión anual.
Ginecólogo: ¿Es su primera visita en esta consulta?
Ana:
Ginecólogo: Bien, a ver, dígame sus antecedentes: nº de hijos...
Ana: Tengo dos hijos de 2 y 5 años
Ginecólogo: ¿Partos naturales?
Ana:
Ginecólogo: ¿Complicaciones?
Ana: Tuve una infección por citomegalovirus en el segundo embarazo.
Ginecólogo: Bah!... eso no es nada, nunca pasa nada.
Ana: Puesss.... en mi caso sí que pasó.
Ginecólogo: IMPOSIBLE, a ver... ¿en qué trimestre fue la infección?
Ana: En el primero.
Ginecólogo: ¡¡¡IMPOSIBLE!!! si hubiese sido en el primer trimestre habrías tenido un aborto espontáneo. En mis treinta años de experiencia nunca he visto un problema causado por citomegalovirus.
Ana: Pues a mi hija la diagnosticaron con infección congénita por citomegalovirus y nació con hipoacusia bilateral, retraso psicomotor y desmielinización en el cerebro....
Ginecólogo: Pues sí que tuviste mala suerte pero a mí me parece raro porque en mis treinta años de experiencia jamás vi un caso....

En este punto dejo la escena abierta. Tengo dos opciones:

- Hacer un cartel con letras enormes que diga: Uno de cada 750 niños que nacen tienen secuelas por Citomegalovirus. y pegarlo en su puerta.

- Hacer un cartel que ponga "Este médico no ha escuchado lo que su paciente tenía que contarle" y también pegarlo en su puerta.
 
 
Sigamos con la escena de El Bueno: (la buena en este caso)
 
Fisioterapeuta: ¡Hola Paula! ¿Me das un beso?
Paula: Siiiiiii
Fisioterapeuta: ¿Te vienes a jugar conmigo? hoy tengo un castillo que te va a encantar...
Paula: Siiii, ¿A ve? ¿A ve? ¿Onde tá catillo?
Fisioterapeuta: Ven, papá te va a ir quitando la ropa mientras te lo traigo 
Fisioterapeuta: ¿Cómo va el cuello de Paula?
Yo: Pues esta semana peor, parece que con esto del catarro está más floja y ha empeorado
Fisioterapeuta: Sí. Tiene otra vez el músculo más contraído. Mira, toca aquí. ¿ves cómo está contraído?
Yo: Cierto, hay mucha diferencia entre los dos lados del cuello.
Fisioterapeuta: Mira, te voy a enseñar cómo hacer los ejercicios con Paula para su cuello y se los haces dos veces al día. Así sólo tendrás que venir aquí como mucho una vez por semana o cada 15 días. Estos niños tienen derecho a tener tiempo libre y poder jugar como cualquier otro niño en lugar de tener que ir tantas veces al médico para algo que se puede solucionar en casa.
 
Y la escena se prolonga durante más de media hora en la que me explica y me hace practicar los estiramientos que hay que hacer.
 
Luego hay una escena en la que se me ve a mí haciéndole los ejercicios a Paula antes del baño y otra muy cómica donde se ve a Paula que dice "ahora yo tati" y me hace los ejercicios a mí con sus manitas minúsculas pero poniendo mucho empeño.
 
 
¿Y la escena del Feo?
 
La escena del Feo es la cara que se nos queda cada vez que nos encontramos tantos "Malos" y tan pocos  "Buenos".

3 comentarios:

  1. Muy mal ginecologado, muy bien fisioterapeutado y sobre todo muy bien escrito. Un abrazo fuerte a los tres. A vosotros digo, eh?

    ResponderEliminar
  2. Hola Pedro y Familia.
    Soy seguidora del Blog de PepeLozano, sorda desde muy niña e implantada.
    Os he leido de arriba abajo y de derecha a izquierda.
    Palantil como dice Pepe. Se por experiencia propia y ajena que en un ambiente rico nos enriquecemos y en un ambiente pobre nos empobrecemos. Todas vuestras experiencias se pueden extrapolar a un niño sordo, tropezar con profesionales mal informados y poco motivados y quedarse a cuadros al tomar conciencia de que sabe uno mas que un médico y obrar en consecuencia.
    Un abrazo enorme en este primer comentario, y seguiré leyéndoos por supuesto.

    ResponderEliminar
  3. Que desastre de médicos hay por el mundo. Menos mal, como dices, que aún quedan unos pocos buenos a los que agarrarnos.

    ResponderEliminar

Tambien puedes ponerte en contacto con nosotros en las direcciones de correo anagonzalezpastor@gmail.com o pedromartinezdiaz@gmail.com
Los comentarios están moderados para evitar spam. En cuanto revisemos tu comentario será publicado.