lunes, 7 de junio de 2010

Música para gnomos

Desde hace tiempo nuestra logopeda nos ha recomendado que apuntemos a Paula a clases de música. No hemos sido capaces de encontrar ningún sitio donde aceptasen a un alumno tan pequeño por lo que hasta la fecha el tema estaba estancado.

La luz se nos encendió hace un par de semanas mientras renovábamos el móvil de Ana en un centro comercial. Justo al otro lado del pasillo estaba la sección de instrumentos de música y Paula se fue derecha hacia las guitarras. Con mucho cuidado iba tocando las cuerdas con sus deditos y me decía "¡Mira papi! ¡Suena!"

Pregunté por si tenían guitarras pequeñas y el vendedor sólo me supo enseñar una guitarra un poco más pequeña de lo normal y de un precio excesivo. Había otra más pequeña pero estaba rota y no me supo decir cuándo la iban a recibir.

Comentando el caso en la oficina un compañero me dijo que dejase el caso en sus manos que él me daba una solución seguro. Resulta que su tío es Alberto García Ledesma, el compositor de la canción "Vamos a la cama que hay que descansar...." que nos mandaba a dormir cuando éramos pequeños. Ahora tiene un negocio de instrumentos de música y nos ha conseguido un guitarra diminuta que es una preciosidad y suena sorprendentemente bien.

Así que ya he empezado a recordar mis clases de guitarra de cuando estaba en 5º de EGB. Es una labor de cirujanos colocar mis dedos en esos trastes tan pequeñitos mientras leo las notas en el ordenador...


5 comentarios:

  1. Jo Pedro te pareces a uno de los Panchos que recuerdo tocaba una guitarra pequeña creo que su origen es canario, me refiero al del instrumento no al músico. http://www.google.es/imgres?imgurl=http://images.artelista.com/artelista/obras/fichas/9/0/1/9485693229763959.jpg&imgrefur

    ResponderEliminar
  2. Yo le he comprado un acordeon al primo Chris y canta japiberdeituyu, japiberdeituyu, japiberdeituyu, japiberdeituyu, japiberdeituyu, japiberdeituyu, japiberdeituyu, japiberdeituyu, japiberdeituyu, japiberdeituyu...

    ResponderEliminar
  3. Pedro, apuntarla a música y movimiento. Si queréis en una escuela municipal de música, hasta los 4 años no puede entrar (es de 4 a 7 años y luego pasan a los conservatorios o siguen ahí con eduación instrumental). En academias privadas, empiezan con 2-3 años que es cuando el cerebro está más sediento de información (sobre todo sonora).
    Podéis trabajar con ella ritmos siguiendo con palmas el ritmo de una canción, moviéndose al sonido de un tambor con un ritmo determinado y sentarse o pararse cuando cese el sonido y miles de juegos más que además de divertidos son muy beneficiosos para todos los peques tengan o no discapacidad auditiva.
    También podéis empezar a enseñarle el sonido de los distintos instrumentos musicales y las tonalidades (que os diga si suena igual o diferente) y por supuesto, cuando tenga la edad, a la escuela de música :).
    Un fuerte abrazo para toda la familia.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto... la guitarra es PRECIOSA :)

    ResponderEliminar
  5. Jaaaaaaaaaaaaa, Pedroooooooo, que tocas todas las notas a la vez, jajaja
    Sólo te falta un sobrero mejicano y un poncho, y al metro !
    Suelta la guitarra y deja a Paulita, anda, que seguro que lo hace mejor que tú, jajaja
    Un abrazo a toda la famili !

    PS: En la confirmación me ha salido "maness"... manazas en inglés, claro, que lo tengo que traducir todo !

    ResponderEliminar

Tambien puedes ponerte en contacto con nosotros en las direcciones de correo anagonzalezpastor@gmail.com o pedromartinezdiaz@gmail.com
Los comentarios están moderados para evitar spam. En cuanto revisemos tu comentario será publicado.