viernes, 10 de septiembre de 2010

Novedades

Últimamente todo ha ido tan deprisa que no ha habido tiempo para pararse y escribir unas líneas.


Llegamos de California llenos de experiencias compartidas, conocimientos, planes, ilusiones y también con miedo. Paula había perdido audición de manera notoria del oído derecho y alarmantemente del izquierdo. En el House Ear Institute nos expusieron que debíamos empezar a plantearnos seriamente a corto plazo la posibilidad de realizar un implante coclear en el oído izquierdo. Las pruebas realizadas indicaban que Paula había perdido progresivamente la audición en el oído izquierdo hasta llegar a una pérdida profunda y que el derecho estaba empezando a perder. Descartaron igualmente la hipótesis de que la pérdida tuviera algo que ver con el oído medio. Me vino a la cabeza un artículo que leí meses atrás de un estudio realizado en el Baylor College of Medicine (Houston) que casi todos los niños que nacen con hipoacusia por Citomegalovirus congénito desarrollan una pérdida progresiva hasta acabar en sordera profunda. http://www.nidcd.nih.gov/funding/programs/hb/cmvwrkshop.asp

Los dos últimos días en San Francisco notamos que Paula oía mal y en una de las escalas del viaje de vuelta nos dimos cuenta que Paula no oía NADA. Había perdido el resto de audición del oído derecho en cuestión de cuatro días.

Nada más llegar a Madrid fuimos al otorrino para ver si podía ser por un tapón de cera o por presión negativa en el tímpano pero descartaron ambas posibilidades y comprendimos que había que plantearse urgentemente el/los implante/s coclear/es.

Ana tuvo la brillante idea de ir el día del cumpleaños de Paula (vestida de Blancanieves) al audiólogo para que “hiciese lo que sea” para que Paula oyese el “Cumpleaños feliz”. Reprogramaron ambos audífonos a todo lo que daban y consiguió el objetivo.

Con el paso de las semanas ha recuperado algo de audición para manejarse con los audífonos mínimamente bien aunque insuficientemente como para poder seguir desarrollando el lenguaje adecuadamente. Es impresionante cómo Paula aprovecha al máximo sus restos auditivos y consigue desenvolverse con aparente normalidad. Son en estas ocasiones cuando ves que el trabajo de la Terapia Auditiva Verbal y más concretamente de su logopeda Fernanda Hinojosa es brillante.

Nos pusimos en marcha a buscar la mejor opción posible para el/los implante/s. Por suerte, todo este mundo de los implantes no nos es ajeno y disponíamos de mucha información y un criterio muy formado. Hicimos mil llamadas, pedimos muchas opiniones y finalmente decidimos y encontramos la que a nuestro juicio es la combinación perfecta.

Hemos tenido suerte. Nos han abierto muchas puertas y todo han sido facilidades.

Si todo sigue según el plan, Paula será implantada el próximo 21 de Septiembre. (Se retrasa aproximadamente un mes).