sábado, 21 de mayo de 2011

Hoy hemos causado taquicardias

Hoy he pasado por una de esas situaciones que vistas desde fuera rozan la comedia.

Os pongo en antecedentes: Paula está desde ayer con una nueva programación en su implante coclear. Está encantada con la nueva programación porque dice que suena más bonito y notamos que ha afinado mucho más su capacidad de oír y su dicción. Como nada puede ser perfecto, la contrapartida es que las baterías recargables que utiliza ahora duran un poco menos. Hoy además no ha dormido siesta  por lo que la batería ha durado todavía menos que ayer.

El caso es que me he acercado con ella después de logopedia  a El Corte Inglés a hacer un poco de compra que necesitábamos y cuando salíamos justo en el momento en que atravesábamos la zona de la entrada atestada de gente Paula se para en seco y a grito pelado y voz melodramática dice: "¡¡¡Paaaapi, no oigo... No oigo naaaada!!!". A su lado, Rambo con su  "Dios mío no siento las piernas" habría parecido un aficionado.

El efecto del grito en la multitud ha sido digno de la película de Matrix. Se ha parado el tiempo, ha paralizado a todos y se ha hecho el silencio. Casi podría afirmar que se podían oír los latidos de los allí presentes. Todos se han quedado parados mirando a Paula y no han respirado hasta que me he agachado junto a Paula y le he dicho que no pasaba nada, que se había acabado la pila y le ponía una nueva.

En ese momento la gente que la rodeaba se ha relajado. He estado a punto de decir "Disuélvanse por favor... aquí no ha pasado nada...." pero no ha hecho falta y todo ha vuelto a la normalidad.

3 comentarios:

  1. Me hubiera encantado ver esa situación, con lo dramáticos que son los niños, seguro que si hay por allí cerca algún poli saca el arma pensándose en lo peor; en serio Pedro me alegro mucho de los progreso de Pulita

    24 de mayo de 2011 09:55

    ResponderEliminar
  2. jajaja, momentazo matrix, me imagino la cámara girando alrededor de vosotros y el resto quieto, jajaja

    ResponderEliminar
  3. Hola,me ha hecho gracia ese momento de Paula,sera recordado como algo gracioso y cuando sea mayor os reiréis con ella.
    He leído parte de vuestro blog,os tengo que decir que sois admirables y me ha puesto la carne de gallina, cuando Ana cuenta su relato como madre,en realidad solo lo sabe quien lo pasa.

    Me ha traído recuerdos de infancia, recordando lo que mi madre lucho por mi, entonces con menos medios que ahora,mi madre fue de medico en medico,siempre con la esperanza fuera de serie y cuando tenia 13 años, fui a clases de fonoaudiologia,leo hasta los pómulos siempre acompañado con el sonido de la voz.
    Os deseo lo mejor a vosotros como padres y a PAULA POR UN FUTURO LLENO DE ESPERANZA, ALEGRÍA,Y OS ESTARÁ ETERNAMENTE AGRADECIDA POR HABER LUCHADO POR ELLA.

    ResponderEliminar

Tambien puedes ponerte en contacto con nosotros en las direcciones de correo anagonzalezpastor@gmail.com o pedromartinezdiaz@gmail.com
Los comentarios están moderados para evitar spam. En cuanto revisemos tu comentario será publicado.