jueves, 15 de enero de 2015

Seguimos

Hace más de un año que no actualizamos nuestro blog. En nuestra reciente visita a España una buena amiga nos lo recordó con cierto acento de reproche y le prometí que no pasaría mucho tiempo sin que solucionase esta situación.

¿Qué ha pasado durante todo este tiempo? Mil cosas pero la más importante es que nuestras vidas se han normalizado. Los más allegados estarán levantando la ceja y preguntándose ¿¿¿Normalizado??? Pero si se han ido a vivir a la otra punta del mundo!

Y es cierto, hace algo más de un año hicimos las maletas y nos fuimos a vivir a Chile. Ha sido un cambio radical en nuestras vidas y aunque los inicios no fueron fáciles ahora podemos decir que vivimos felices aquí y que no sabemos de momento cuando volveremos a España o nos iremos a algún otro país.

Pero volvamos a lo de "normalizado". Os lo explico con una anécdota que nos pasó hace un par de meses. Salimos a cenar con unos amigos y vino a cuidar a los niños una amiga de una vecina. Como buenos padres que somos :-) le explicamos los detalles de la cena de los niños y las cuatro cosas que siempre se explican para que se apañe hasta que volvamos.

Ya en el coche llegando al restaurante, caímos en la cuenta que no le habíamos dicho a la baby sitter absolutamente nada acerca de los implantes cocleares de Paula. Y en lugar de llamar a casa para solucionarlo nos íbamos partiendo de risa imaginando la cara que pondría cuando Paula de repente se quitase los implantes y se los diese al irse a dormir.

Y así fue. Cuando volvimos le preguntamos acerca de los implantes y nos dijo que se había sorprendido cuando Paula se quitó de debajo del pelo esos aparatos y se los dio con toda la naturalidad del mundo. Miguel le explicó que eran implantes cocleares y le dijo que él se ocupaba de meterlos en la caja para secarlos y poner las baterías a recargar.

La realidad es que nuestra vida se ha normalizado por completo. Paula va a clase como cualquier otra niña de su edad, saca buenas notas y hace las mismas trastadas que hacen todos los críos.

Atrás han quedado las innumerables visitas a médicos todas las semanas, la logopedia, las analíticas, las cirugías...

Por nuestra parte, seguimos recibiendo casi a diario peticiones de información y seguimos asesorando a muchas familias tanto en España como de este lado del charco. Lo hacemos con la misma ilusión de siempre y de manera totalmente altruista porque no concebimos que pueda ser de otra manera.

Por otro lado, en Diciembre pasamos unos pocos (poquísimos!) días por Madrid y pudimos ver a algunas de las familias que conocemos desde hace ya bastantes años. Poder hablar sobre la evolución de nuestros hijos, compartir nuestros miedos e ilusiones y ver cómo la vida sigue y nada ni nadie pueden con estas familias luchadoras es la mayor alegría que me llevo de vuelta a Chile.

En la foto podéis ver a nuestra amiga Mar López que nos contó su lucha diaria para nuestra web y que siempre está dispuesta a ayudarnos en el asesoramiento de nuevas familias.